Con el título de formación profesional de Técnico Superior de Prevención de Riesgos Profesionales, se debe adquirir la competencia general de:

Participar en la prevención, protección colectiva y protección personal mediante el establecimiento o adaptación de las medidas de control y correctoras para evitar o disminuir los riesgos hasta los niveles aceptables con el fin de conseguir la mejora de la seguridad y la salud en el medio profesional, de acuerdo de las normas establecidas.